Todas las noticias

Retención del talento: cómo conservar a tus mejores personas empleadas

Cómo conseguir la retención del talento

Publicado el 4 marzo, 2024 - Modificado el 19 abril, 2024

Fidelizar el capital humano de tu organización es la mejor garantía para impulsar tu negocio. Pero ¿cómo conservar a los perfiles con más potencial de tu empresa? ¡Descubre las claves infalibles para garantizar la retención del talento!

En un mercado laboral cada vez más competitivo y dinámico, la retención del talento se ha convertido en una prioridad estratégica para las empresas en todo el mundo. El desafío de contar con los mejores perfiles profesionales va más allá de la mera contratación, ya que implica mantener comprometidas, motivadas y satisfechas a las personas que aportan un valor excepcional a la organización.   

 A medida que las expectativas profesionales y personales de las personas evolucionan y se diversifican, las estrategias tradicionales de retención de talento también están experimentando profundos cambios.   

 En este contexto, explorar métodos efectivos para conservar el talento se ha convertido en un objetivo estratégico clave para las organizaciones que desean seguir siendo competitivas y adaptarse a un entorno empresarial en constante transformación.   

¿Qué es la retención del talento?  

La retención del talento es la capacidad de una empresa para conservar a sus personas empleadas más valiosas y evitar su rotación mediante estrategias, diseñadas a largo plazo, para cumplir con sus expectativas y mejorar su bienestar personal. Se trata de un aspecto fundamental en la gestión de Recursos Humanos, ya que la pérdida de talento puede ser realmente costosa y perjudicar el rendimiento y la estabilidad de la organización.  

¿Por qué es importante retener el talento en las empresas?  

La retención del talento es una estrategia crucial para las empresas por importantes razones, la primera de las cuales afecta directamente a la cultura de la organización y su reputación: las empresas que son conocidas por su capacidad para retener el talento suelen tener una mejor reputación como empleadoras deseables. Esto, a su vez, facilita el reclutamiento de nuevos profesionales potenciales y mejora la percepción pública de la empresa.  

 Además, la productividad se ve beneficiada, ya que la estabilidad es un factor importante de eficacia y desarrollo profesional. Y es que, al contar con personal fidelizado, a su vez mejora la relación laboral con los clientes y se favorece el clima laboral, fruto de las afianzadas relaciones entre los miembros del equipo.  

La reducción de la rotación tiene que ver, a su vez, con la reducción de los costes asociados a la búsqueda, selección y formación de nuevo personal. Por un lado, porque el talento permanece, por lo que no se generan vacantes sin cubrir, y, por otro, porque consigue la “atracción de nuevo talento”: si todas las personas quieren trabajar para ti, encontrar al candidato perfecto te costará mucho menos.   

 Esto permite, por tanto, dedicar los recursos a mejorar la competitividad de la compañía en el mercado, sin los posibles altibajos en la calidad y el servicio al cliente que pueden generarse durante los períodos de sustitución de personal.  

¿Qué es lo que más valoran las personas empleadas en las empresas?   

Puesto que las estrategias de retención del talento ponen a las personas en el centro, lo lógico es preguntarse qué es lo que más valoran estas durante su experiencia laboral.   

Aunque las preferencias individuales varían en función de cada persona, algunos de los factores más comunes que influyen en la retención del talento son: recibir un salario competitivo, disponer de salario emocional (beneficios no económicos, como flexibilidad laboral y reconocimiento), la posibilidad de conciliación entre el trabajo y la vida personal, un clima laboral positivo y contar con suficientes oportunidades de desarrollo profesional y crecimiento dentro de la empresa.  

  • Salario: se trata de la primera y más importante evaluación que las personas empleadas hacen de su puesto, ya que, en la mayoría de las ocasiones, determina muchos otros aspectos de la vida personal, por lo que se trata del primer factor a considerar.  
  • Salario emocional: más allá de la remuneración, la suma de aspectos como la flexibilidad laboral, la conciliación entre la vida personal y laboral, así como la promoción de un ambiente de trabajo favorable tienen cada vez más impacto sobre la conservación del talento en la empresa.
  • Clima laboral: cada vez damos mayor importancia a trabajar en un ambiente sano y agradable; por eso, fomentar un clima laboral positivo contribuye a retener a tus mejores talentos.  
  • Oportunidades de desarrollo: las personas empleadas, especialmente aquellas de mayor valía, necesitan saber que cuentan con opciones para seguir progresando y desarrollándose en su lugar de trabajo. Fomenta las oportunidades de crecimiento de tu equipo y fomentarás su compromiso con tu proyecto.  
  • Formación: ofrecer formación específica al personal, que esté relacionada con su campo, o que les permita moverse hacia otros sectores o departamentos dentro de la empresa, es una forma excelente de conseguir que quieran quedarse.  

 Todos estos ítems forman lo que se ha venido llamando salario emocional o no retributivo y deben tomar un gran protagonismo en tus estrategias de conservación del talento en la empresa.  

Estrategias para mejorar la retención del talento 

Ya lo hemos adelantado: cada vez más, las personas otorgan mayor importancia a aspectos de su trabajo que no tienen que ver con el salario (aunque este continúe siendo el eje principal de la relación persona empleada – empresa).   

 Por eso, todas y cada una de las tácticas de retención del talento que vamos a ver a continuación se resumen en una sola: poner a las personas en el centro de la estrategia y ofrecer a la plantilla beneficios añadidos por desarrollar su actividad laboral en tu empresa.  

 Un error común consiste en la creencia de que hay que retener a todas las personas empleadas a toda costa en la empresa: nada más lejos de la realidad. Las estrategias y los planes de fidelización del talento se focalizan al talento cuyos valores, tanto profesionales como personales, se alinean con la identidad de la empresa.   

 Una de las mejores formas de diferenciarte de tu competencia en este punto son las estrategias de reskilling y upskilling, gracias a las cuales podrás reevaluar a todo tu personal y potenciar al máximo su talento, reubicándolo en aquellos puestos donde se potencia su productividad.  

Cultura de empresa  

Una cultura de empresa sólida y un branding atractivo pueden ayudar a atraer y retener talento. Comparte con todas las personas que forman parte de la compañía tu misión, visión y valores y trabaja activamente para que se sientan reflejados en ellos. Acompaña esta iniciativa con una escucha activa de sus intereses y sus opiniones y trata de poner en práctica sus sugerencias cuando se alineen con los objetivos corporativos y siempre que sea posible.  

Estrategias preboarding y onboarding  

Trabaja tu employer branding, es decir, tu marca como persona empleadora, para convertirte en la empresa en la que los mejores perfiles candidatos querrían trabajar, especialmente desde el momento del preboarding, el primer contacto con la persona, que suele darse en la entrevista de trabajo.   

 Una vez finalizado el proceso de selección, prepara un proceso de onboarding o recibimiento a la persona que se incorpora para conseguir que se sienta integrada en el proyecto y en el equipo desde el primer momento.  

Employee experience 

La experiencia del personal empleado o employee experience abarca todos los aspectos de la interacción entre la empresa y las personas que trabajan en ella, desde el reclutamiento hasta la salida. Mejorar esta experiencia puede contribuir significativamente a la retención del talento.  

Estrategias de retención del talento humano

Formación en liderazgo   

Ayuda a los responsables de cada equipo o departamento a convertirse en auténticos líderes capaces de motivar a las personas que gestionan e impulsarlas hacia la excelencia mediante formación en coaching y liderazgo. Conseguirás equipos cohesionados y productivos, así como una plantilla feliz y comprometida con el proyecto.  

Favorecimiento de la creatividad 

Fomenta un ambiente que valore la creatividad y la innovación y ten en cuenta las ideas y sugerencias de tu equipo para fomentar la competitividad de tu empresa y el éxito de tu proyecto. Además, estarás contribuyendo a que las personas más creativas se sientan motivadas, comprometidas con la empresa y den lo mejor de sí mismas.   

Plan de desarrollo profesional 

Establecer un plan de carrera, es decir, un itinerario tanto formativo como de capacitación normalizado que la persona pueda seguir para ascender dentro de la empresa, que incluya oportunidades claras de desarrollo profesional y crecimiento, puede motivar a las personas empleadas a quedarse a largo plazo. Nuevos objetivos, retos profesionales y aumentos de salario te ayudarán a conservar a los perfiles con más talento e inquietudes.  

Planes de incentivos 

Los planes de incentivos que reconocen el esfuerzo y los méritos consiguen personal más implicado, al sentirse más valorado y saber que sus contribuciones se tienen en cuenta. En función de tu estrategia empresarial, los incentivos pueden ser bonificaciones, reconocimiento público u otras recompensas que reconozcan y valoren el rendimiento de la plantilla. Un software de evaluación del desempeño puede ayudarte a otorgar los incentivos a las personas merecedoras de ellos.  

Comunicación y escucha activa 

Fomenta una comunicación vertical y horizontal clara y abierta para aumentar la confianza y el compromiso, lo que a su vez contribuye a la retención del talento. Implementar estrategias para escuchar la opinión de las personas empleadas y hacerles saber que serán consideradas, puede mejorar su satisfacción y lealtad hacia la empresa.  

Asimismo, implantar un modelo de evaluación del desempeño como herramienta de crecimiento profesional y de mejora continua, también puede favorecer la comunicación interna. Y es que, los comportamientos tienden a reforzarse a través de los distintos retornos que obtenemos. Dar feedback a las personas empleadas es clave para que puedan saber si actuando de la manera correcta o que, contrariamente, no lo están haciendo como se espera.

Modelos de retención del talento 

Ya hemos establecido la importancia de diseñar y ejecutar una estrategia de retención del talento en tu empresa, pero es posible que, si nunca hasta ahora te lo habías planteado, no sepas por dónde empezar.  

En primer lugar, debes saber que hay soluciones digitales, como el software de Grupo Castilla, con funcionalidades que te pueden ayudar (gestión del talento, portal de la persona empleada, evaluación del desempeño, gestión de la nómina, control y registro horario, HR Analytics para analizar KPIs de RRHH…). El objetivo es que esta tecnología se sume a tu expertise para ayudarte en la valoración del equipo y en la detección de sus necesidades aportándote los recursos para fidelizar a tu plantilla.  

Método OKR 

El método OKR (cuyas siglas proceden del inglés Objectives and Key Results) es un sistema de establecimiento de metas que puede ayudar a alinear los objetivos individuales de las personas empleadas con los objetivos generales de la empresa  

 En otras palabras, el método OKR te ayuda a establecer distintos objetivos para cada equipo de trabajo y seguir los avances de cada uno de sus integrantes. De esta manera, por un lado, todas las personas empleadas conocen exactamente qué es lo que se espera de ellas y cuál es su valor dentro de la compañía. Mientras que, por otra parte, la empresa puede saber en cada momento cuáles son sus activos más valiosos.  

Medición y análisis de la satisfacción laboral  

Este método tiene mucho que ver con la necesidad de realizar una escucha activa que ya hemos comentado anteriormente y se basa en preguntar directamente a las personas que trabajan en tu empresa por su nivel de satisfacción con la misma.   

 Uno de los métodos de medición más utilizados es el eNPS (Employee Net Promoter Score). Se basa en la realización de una única pregunta a cada una de las personas que componen tu plantilla: ¿Qué probabilidades hay de que recomiendes tu lugar de trabajo a otras personas? La respuesta debe ser un número comprendido entre el 1 y el 10, en el que las respuestas 9 y 10 se consideran positivas.  

 Además, puedes realizar encuestas periódicas de satisfacción laboral, reuniones 1to1 o entrevistas cara a cara, recordando que es el análisis de resultados lo que te proporcionará la información más valiosa acerca de las posibles áreas de mejora y te ayudará a implementar los cambios necesarios para mejorar la retención del talento. 

Cómo se mide la retención del talento 

Medir la retención del talento implica evaluar la tasa de retención de la plantilla en una empresa. Para calcular esta métrica se debe coger el número total de personas empleadas al final del periodo de tiempo que queremos medir, se divide entre el total de personas empleadas al inicio de dicho periodo y se multiplica por 100, siguiendo la siguiente fórmula: 

Número de personas empleadas al final del periodo  

——————————————————————–  x100  

Número de personas empleadas al principio del periodo  

 Es importante recordar que no existe una única tasa de retención del talento correcta, ya que puede variar según la industria, el tamaño de la empresa y otros factores, aunque, por norma general, un índice de rotación que ronde el 90%, se consideraría bueno. Asimismo, para valorar su idoneidad, se debe comparar la tasa con el resultado de la empresa en otros periodos y con los datos de otras empresas similares del sector.  

Para facilitar la medición de indicadores relacionados con la retención del talento, resulta especialmente útil contar con un software de RRHH, como el que te ofrecemos en Grupo Castilla. Y es que gracias al potencial de la tecnología de HR Analytics, con nuestra solución puedes: 

  • Crear tus propios KPIs para evaluar indicadores de rotación de personal, absentismo, etc.  
  • Obtener estadísticas para detectar situaciones que pongan en riesgo la fidelización del talento
  • Tomar decisiones estratégicas basadas en datos probados. 

Además, contar como un software integral en RRHH como el de Grupo Castilla te permite evaluar el desempeño, es decir, valorar la aportación de la persona empleada y su compromiso con la organización. De modo que puedes conocer los puntos fuertes y débiles y recopilar toda la información necesaria para detectar necesidades (fomento de la comunicación, mejora del clima laboral, confección de sistemas de recompensa, promover la formación, etc.), favorecer la employee experience, así como maximizar su sentido de pertenencia hacia la compañía.  

¿Cómo saber si una persona empleada está a punto de abandonar?  

Identificar las señales que podrían advertir de que una persona empleada está a punto de abandonar puede ayudar a la empresa a tomar medidas proactivas para fidelizarla. Toma nota de los siguientes síntomas y examina a tu plantilla para saber si existe talento que podría renunciar próximamente:  

  • Bajada de la productividad: es normal que existan altibajos, pero, si se observa una disminución sostenida en el tiempo, puede indicar falta de compromiso.  
  • Apatía y falta de colaboración: la indiferencia hacia las circunstancias que rodean a la persona en su ambiente laboral puede ser signo de desgana. Utilizar nuestro software integral de RRHH puede ayudarte a identificar los grados de satisfacción de tu personal empleado para poder mejorarlos.  
  • Controversia: si la persona se muestra en desacuerdo con los objetivos corporativos clave es muy probable que abandone la compañía tarde o temprano.  
  • Incremento de retrasos y ausencias: el absentismo es un indicador claro de falta de compromiso. Apoyarte en un software de RRHH como el de Grupo Castilla puede facilitarte el control de ausencias, así como el análisis de sus causas y consecuencias.  
  • Falta de entusiasmo en los proyectos a largo plazo: la falta de motivación puede ser otra señal de alarma que influye negativamente en la fidelización del talento.  

Mitos sobre la retención de personas empleadas  

El principal enemigo del establecimiento de planes de retención de talento en las empresas es la falta de tiempo y/o recursos, pero, además, existen una serie de mitos, más o menos infundados, que contribuyen a que las empresas no otorguen la importancia que merece a esta parte de la gestión de Personas. Uno de los más extendidos afirma que siempre que una persona empleada abandona una empresa es porque le han ofrecido un salario mejor, algo que, como hemos visto, no siempre es así: cada vez damos mayor importancia a cuestiones no relacionadas con el sueldo.  

 La normalización del estrés y los estados de presión en el mundo empresarial ha contribuido a la creencia de que las personas abandonan únicamente porque no saben trabajar bajo presión: el síndrome de burnout tiene un coste altísimo tanto para las empresas como para la medicina general. Sin temor a equivocarnos podemos afirmar que cuidar del bienestar laboral de las personas es trabajar en favor de la retención de talento en la empresa.   

 Obviar posibles problemas y aferrarse a la falta de criterio de la persona que se va, sin analizar las propias circunstancias es un hecho que, afortunadamente, cada vez ocurre menos, pero que aún sigue siendo uno de los principales mitos, junto con el hecho de ignorar posibles circunstancias ajenas, relativas a la vida privada de la persona y que podrían solventarse, por ejemplo, con mayor flexibilidad laboral

 Pero, sobre todo, aún permanece subyacente en muchos sectores la creencia de que cualquier perfil puede ocupar un determinado puesto, lo que no solo influye de forma negativa en la retención del talento, sino que, además, puede causar problemas a la compañía que pierde a sus mejores activos por no cuidar de ellos.  

En definitiva, la retención del talento es una misión clave para los departamentos de RRHH. Prestar atención a aspectos como los planes de formación y promoción interna, la flexibilidad y la conciliación o el clima laboral es indispensable para conversar el mayor activo de las organizaciones: las personas.  

¿Quieres saber qué pasos dar para conservar los perfiles clave de tu empresa? Puedes ayudarte de nuestros expertos del área Talent Services, además de apoyarte en nuestro software de gestión del talento para evaluar el desempeño y medir KPIs de RRHH mediante HR Analytics. ¡La combinación perfecta entre servicios de conocimiento y soluciones tecnológicas, con un enfoque 360º único en el mercado, te está esperando para fidelizar a tu plantilla con garantías de éxito! 


Un artículo de:
Nuria Martínez
Responsable Unidad de Talento en Grupo Castilla

Comparte este artículo:


Últimas noticias en "Gestión del talento"