Todas las noticias

Clima laboral: beneficios, tipos y cómo mejorarlo

equipo clima laboral

Publicado el 27 enero, 2022

Tener un buen clima laboral en la empresa es el sueño de cualquier departamento de RRHH. ¿Quieres conocer más en profundidad este concepto y cómo mejorarlo? ¡Adelante con la lectura!

Si alguien te preguntase sobre el clima laboral en tu empresa, ¿qué responderías? No me lo digas. Piensa unos minutos. Este concepto, está directamente vinculado al bienestar de las personas empleadas. Es evidente. Pero, también es interesante tener en cuenta que está íntimamente ligado a la productividad y al logro de objetivos empresariales. Por tanto, sigue leyendo para saber más sobre este concepto y los beneficios para tu empresa. 

Qué es el clima laboral 

El clima laboral de una empresa es la percepción generalizada de la organización que se forma como consecuencia de actividades, interacciones, sentimientos, creencias y expectativas de la gente de la organización. Digamos que, todo suma.  Por tanto, no es una coincidencia que cuando al preguntarte por el clima laboral y cómo mejorarlo, rápidamente piensas en las empresas que se encuentran en el Top of mind de la sociedad contemporánea en relación con el clima laboral. Un ejemplo sería Google y sus áreas de entretenimiento y de descanso con juegos de mesa, videojuegos, cafeterías, gimnasio y comedores. Pero, lograr un buen clima laboral va mucho más allá. Las personas empleadas valoran que las empresas les tengan en cuenta en una promoción, que se preocupen por su formación continua y, evidentemente, les ofrezcan un sueldo justo y equitativo. De hecho, el personal empleado que considera que trabaja con un buen clima laboral demuestra más compromiso laboral. 

Factores que influyen en el clima laboral 

Los factores que influyen en el clima laboral se agrupan en dos bloques: 

  • Los relativos a las personas: aptitudes, carácter, formación e historial profesional, nivel económico y social, ideología, motivaciones, conflictos personales, entre otros. 
  • Los relativos a la empresa: la estructura, situación y estilo de empresa, la remuneración, el ambiente físico y el tipo de actividad. 

buen clima laboral mujer

Tipos de clima laboral 

Aunque se debe tener en cuenta que existen distintos contextos laborales que pueden desencadenar en diversos tipos de clima laboral. En la mayoría de las organizaciones prevalece alguna de estas cuatro clases de ambientes laborales: 

  • Autoritario. Se caracteriza por la falta de confianza por parte de la dirección en las personas empleadas. Las interacciones entre las personas responsables y personas colaboradoras son escasas y la comunicación es muy deficiente. 
  • Paternalista. En este tipo de organizaciones priman las estructuras jerárquicas muy rígidas, las posibilidades de promoción son escasas y las personas empleadas, por lo general, no se sienten suficientemente identificadas con la filosofía, misión y objetivos de su propia empresa. 
  • Consultivo. El modelo consultivo, se identifica por la gran confianza de la dirección en las personas empleadas, haciéndoles partícipe y otorgando un cierto nivel de autonomía en algunas cuestiones. Destaca por prevalecer las actitudes dinámicas y la proactividad. 
  • Participativo. En este modelo de clima, la mayor parte de decisiones se toman en consenso, la comunicación está muy presente y las personas empleadas se sienten identificadas con la empresa, muy motivadas y convencidas de que se encuentran en un lugar perfecto para progresar personal y profesionalmente. 

Beneficios de un buen clima laboral 

Generar un buen clima laboral en las empresas puede suponer múltiples beneficios. A continuación, descubre algunos de los más destacados: 

  • Desarrollará una actitud positiva por parte de las personas empleadas que lo perciben. 
  • Facilitará el éxito empresarial, el crecimiento de negocio y la tasa de rentabilidad. 
  • Fomentará la identificación con la empresa (Cultura y Valores) por parte de las personas empleadas. 
  • E impulsará la motivación de la plantilla, con una orientación hacia el logro y la cultura de esfuerzo en el trabajo. 

¿Cómo medir y analizar el clima laboral? 

Para evaluar el clima laboral en una empresa es preciso realizar un estudio entre las personas empleadas que permita elaborar un diagnóstico de situación para identificar las áreas de mejora más sensibles, planificar su implantación y alinear los comportamientos de los profesionales con las necesidades de la organización.  

Habitualmente, esta metodología parte de la realización de una encuesta como herramienta que permite evaluar el Talent Engagement. Este proceso se impulsa desde el área de Recursos Humanos y permite medir el grado de implicación con la organización de las personas empleadas.  

De esta manera, RRHH puede recopilar la información sobre la predisposición por el trabajo, el interés por alcanzar los objetivos y el grado de involucración entre las metas propias y las de la empresa que muestran los miembros de la plantilla. Posteriormente, estos datos serán analizados para poder extraer información que va a permitir dibujar las claves estratégicas para la mejora del clima laboral. 

Consejos para mejorar el clima laboral 

Algunos de los principales factores para conseguir un buen clima laboral en una organización son ofrecer un trabajo intelectualmente estimulante y condiciones laborales favorables. De hecho, las personas empleadas tienden a preferir puestos dónde les brinden la oportunidad de aplicar habilidades y capacidades, y que ofrezcan una variedad de tareas, libertad y feedback sobre cómo lo están haciendo. 

Además, es imprescindible, implantar en la compañía sistemas retributivos y políticas de promoción que sean justos, claros y congruentes con las expectativas de las personas empleadas. 

Existen cuatro factores clave para mejorar el clima laboral: 

  1. Claridad organizativa: establecer objetivos claros, programas formales y completos y existencia de planes definidos.  
  2. Integración organizativa: crear sistemas de comunicación adecuados que permitan la integración de las distintas áreas. 
  3. Estilo de liderazgo: es decisivo en la motivación, en la capacidad para estimular y crear un buen clima dentro del grupo. 
  4. Retribución: competitiva externamente y equitativa internamente, en función del desempeño. Por tanto, es interesante realizar una evaluación del desempeño que acompañe al diagnóstico del clima laboral. 

servicios de consultoría estratégica¿Quieres saber más sobre el clima laboral? ¿Te gustaría valorar el clima en tu organización y hacer acciones de mejora? ¡No lo dudes más y contacta con la Unidad de Consultoría Estratégica de Grupo Castilla! ¿Hablamos? 


Un artículo de:
Nuria Martínez
Responsable Unidad de Talento en Grupo Castilla

Comparte este artículo:


Últimas noticias

Grupo Castilla © · Todos los derechos reservados 2022