Todas las noticias

Absentismo laboral: qué es y cómo evitarlo

control horario y absentismo laboral

Publicado el 11 agosto, 2022

El absentismo laboral es uno de los males endémicos del tejido empresarial español. Pero te has preguntado, ¿cuál es el porqué que se esconde tras esta categórica afirmación? ¿Quieres conocer cómo encontrar una solución? ¡No te pierdas este post!

Según los datos de la Encuesta Trimestral de Costes Laborales del Instituto Nacional de Estadística (INE) más de un millón de personas no acuden a su puesto de trabajo de media cada día en España. Un dato revelador que tiene consecuencias directas en el funcionamiento de las empresas y en la economía a nivel estatal. 

¿Qué es el absentismo laboral? 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define el absentismo laboral como «una situación en la que el trabajador no se presenta en su lugar de trabajo, o acude menos horas de lo estipulado, cuando desde la organización se esperaba que acudiera, o permaneciera todo el tiempo en dicho lugar». De hecho, habitualmente cuando se trata el concepto de absentismo laboral suele asociarse a incumplimientos del horario laboral, desde un prisma negativo. Aunque lo cierto es que la ausencia en el lugar de trabajo puede ser justificada o injustificada. ¿Quieres saber más sobre los tipos de absentismo y cómo puede afectar a la productividad laboral? ¡Adelante con la lectura! 

Tipos de absentismo laboral  

Tal como se ha expuesto anteriormente el absentismo puede ser justificado o no, pero, además, existen más tipos de absentismo laboral. Te explicamos los más relevantes a continuación: 

Absentismo justificado 

En este caso, como su nombre indica, la persona empleada cuenta con un motivo justificado que le lleva de manera ineludible a una ausencia laboral. Un ejemplo, sería una cita médica o una baja por maternidad. 

Absentismo injustificado 

Evidentemente, en este caso, se trata de una situación que se encuentra en las antípodas del punto anterior. Por tanto, son ausencias o retrasos en el horario laboral que no cumplen con los requerimientos establecidos por la empresa en el contrato de la persona laboral. Aunque también se deben incluir en esta categoría causas, en principio justificadas, pero que no se han informado debidamente a la empresa. 

Por tanto, observamos que hay dos ejemplos, muy claros, de lo que se considera absentismo laboral. Pero los tipos de absentismo no solo se basan en la justificación o no de la ausencia. A continuación, te mostramos otros dos tipos de absentismo que son más difíciles de detectar. 

Absentismo presencial 

Este tipo de ausencia está muy vinculada a la cultura empresarial presentista. Por ejemplo, se considera absentismo presencial cuando una persona empleada reduce su eficiencia y, en consecuencia, su productividad por tareas no correspondientes a sus funciones en el lugar de trabajo. Otro ejemplo, sería la pérdida de tiempo de la persona empleada en cuestiones como atender llamadas personales.  

Absentismo virtual 

Actualmente, con el cambio de paradigma en las formas de trabajo que ha supuesto la incorporación del teletrabajo o la derivación hacia modelos híbridos, en algunas empresas, se plantean nuevos retos en este aspecto. En este caso, muchas organizaciones han optado por soluciones de control horario de la plantilla más flexibles y mobile que incorporan la geolocalización. De esta manera, las personas empleadas pueden realizar el fichaje cuándo y dónde quieran, sin necesitar de estar físicamente en la oficina. Un paso de gigante en fichaje y control horario que, cada vez más, se está convirtiendo en la primera opción para las empresas. 

Ausencias que no son absentismo

Una vez citados los distintos tipos de absentismo, se debe tener en cuenta que hay fuerzas mayores que pueden impedir a una persona empleada no acudir a su puesto de trabajo. En este caso, no se consideraría absentismo. De hecho, según el Estatuto de los Trabajadores aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1995 del 24 de marzo, hay distintas circunstancias que serían consideradas como baja y no como absentismo. Es el caso de un accidente laboral, ausencias que se producen fruto de una huelga, las actividades de representación legal del personal empleado, entre otras. 

Causas del absentismo laboral   

Ahora es momento de ahondar en algunas de las causas principales del absentismo laboral. De hecho, las causas pueden ser muy diversas, ya que deben tenerse en cuenta diversidad de factores que pueden impactar en el compromiso laboral de la persona empleada. Por lo tanto, el clima laboral y las expectativas de crecimiento en la empresa pueden ser decisivos en este sentido.   

Causas del absentismo laboral por parte de la persona trabajadora 

El absentismo puede ser generado por ambas partes. Tanto por situaciones vinculadas a la persona empleada como a la empresa. Empecemos por las causas más frecuentes desde el punto de vista de la persona empleada: 

  • Problemas de salud. Las personas empleadas acarrean sus problemas de salud tanto física como mental y, desafortunadamente, hay ocasiones en las que no pueden ejercer sus funciones laborales. 
  • Problemas de conciliación familiar. Intentar equilibrar la vida personal y profesional es todo un reto. Hay algunas veces que hasta se convierte en un reto imposible. Entonces la persona empleada acumula estrés emocional ya que le es imposible poder llegar a cumplir sus objetivos laborales y su implicación familiar.  
  • Desmotivación. Mantenerse motivado es difícil para el personal empleado, ya que puede estar muy ligado a percepciones o sensaciones subjetivas. Aunque es cierto que contar con objetivos claros, reconocimiento y posibilidad de crecimiento son algunas de las claves de la motivación de la plantilla. 

Causas del absentismo laboral por parte de la empresa 

En la otra cara de la moneda, se encuentran aquellas causas vinculadas a la empresa y que, determinadas veces, son difíciles de cambiar porqué forman parte del ADN de la organización. De hecho, se necesitaría un cambio en la cultura empresarial para poder solucionarlo. 

  • Problemas de liderazgo.  Cuando un equipo no está coordinado por una persona líder con objetivos claros es fácil que la productividad baje y que se instale la desmotivación entre las personas empleadas. 
  • Jornadas demasiado largas. Hay empresas que se han acostumbrado a dinámicas presencialitas con jornadas extensas. Este hecho, está íntimamente vinculado con la imposibilidad de encontrar un equilibrio entre vida personal y laboral por parte de la plantilla. 
  • Rotación de personal. Cuando en una empresa hay departamentos con una alta rotación puede generar estrés, tensión y malestar en el equipo. Una rotación excesiva es la enemiga evidente de la estabilidad y del bienestar del personal empleado. 

Consecuencias del absentismo laboral  

El absentismo laboral conlleva consecuencias a distintos niveles. Es decir, el primer afectado es la misma persona empleada. Un absentismo reiterado puede llevar a la persona empleada a desvincularse de los objetivos de su equipo y de la empresa. Por tanto, dicha situación suele ir íntimamente ligada con una sensación de desmotivación y en consecuencia de compromiso laboral. Por tanto, este absentismo puede suponer menos productividad tanto a título individual como colectivo en el seno de la organización. 

Evidentemente, esta reducción de la productividad acaba convirtiéndose en una reducción de la eficiencia y en un coste económico directo. Por tanto, el absentismo laboral, sobre todo, si no está justificado, no es una cuestión que se debe tomar a la ligera teniendo en cuenta la magnitud de las consecuencias tanto a corto como a largo plazo.

equipo de personas absentismo laboral

Cómo evitar el absentismo laboral  

Expuestos los tipos, causas y consecuencias, es evidente que la gestión del personal y en concreto la corrección del absentismo laboral no es una tarea sencilla. Aunque sí es cierto que la mejora del employee experience y, por tanto, del clima laboral puede ser de gran ayuda. 

Medidas para evitar el absentismo laboral  

  • Mejora de la comunicación interna. La comunicación con el equipo es vital para construir una relación de compromiso laboral con la empresa. Así pues, es una buena opción para evitar el absentismo contar con una plataforma, un portal del empleado, que facilite la comunicación con los managers y el acceso a la información al personal empleado. 
  • Plan de carrera del personal empleado. El hecho de saber que se puede crecer en una organización gracias a un plan de carrera personalizado, es un impulso para la motivación de la plantilla. 
  • Valoración del clima laboral. El bienestar de todo un equipo puede depender del clima laboral. Por tanto, es aconsejable hacer un análisis y aplicar medidas de mejora en caso de ser necesario. 
  • Evaluaciones del desempeño de la plantilla. Este tipo de evaluación es una buena herramienta para medir la productividad del personal empleado y valorar el nivel de compromiso. Dos factores muy ligados a la motivación laboral y al absentismo. 

evaluacion del desempeño

Cómo se puede medir el absentismo laboral 

Llegado a este punto, es importante saber que la tecnología puede ser un gran aliado en la gestión del talento. Por ejemplo, contar con un software de Recursos Humanos que permita disponer de un cuadro de mando, a través del cual se puede acceder a indicadores clave como el de absentismo laboral, es decisivo. Con el análisis de los KPIs adecuados se puede obtener la información necesaria para la toma de decisiones estratégicas en gestión de personas. Gracias a esta información, el departamento de Personas puede contar con datos contrastados en relación con el absentismo laboral en la empresa e implementar medidas correctoras. 

¿Quieres saber más sobre la solución HR Analytics de Grupo Castilla? Contacta con nosotros y te ayudamos a controlar y corregir el absentismo laboral. 


Un artículo de:
Olga Tomàs Gonzalvo
Técnica de Marketing Digital

Comparte este artículo:


Últimas noticias

Grupo Castilla © · Todos los derechos reservados 2022