Todas las noticias

Cómo hacer un proceso de selección: fases y etapas

personas en proceso de selección

Publicado el 21 octubre, 2021

¿Necesitas abrir un proceso de selección y no sabes por dónde empezar? ¿Quieres saber las etapas imprescindibles del procedimiento para seleccionar el mejor talento en tu empresa? No te pierdas este post, en el cuál resolveremos todas tus dudas. ¡Empezamos!

Las empresas son entes vivos que deben evolucionar y adaptarse a las necesidades del mercado. En definitiva, responder a las necesidades de sus clientes. Para ello incorporar talento puede ser decisivo, ya que puede convertirse en el catalizador de nuevos procedimientos, nuevas ideas y crecimiento de la empresa. Por el contrario, una mala elección puede conllevar un empeoramiento del clima laboral y una mengua de eficiencia que puede terminar saliendo cara a la organización. Sigue leyendo y descubre las etapas clave de un proceso de selección. 

¿Cuáles son las etapas en un proceso de selección? 

Toma de datos y configuración del perfil del puesto 

El primer paso de todo proceso de selección se centra en recabar información de la empresa (plantilla, centros de trabajo, volumen de trabajo, estructura organizacional) y del puesto o puestos que se pretenden cubrir. El motivo principal de esta contextualización del proceso es la necesidad de tener toda la información para realizar el reclutamiento y acertar con las personas candidatas que se precisan. 

Publicación de la oferta en diferentes portales 

Con los datos previamente recogidos, se procede a elaborar un anuncio, el cual será subido a las diferentes fuentes de reclutamiento (Infojobs, Linkedin, agregadores, entre otros), además de la web de la empresa. Recuerda que las redes sociales son tus aliadas y que te ayudarán a amplificar la difusión de las ofertas y llegar a potenciales personas candidatas. 

Reclutamiento 

Una vez que se ha publicado la oferta en los diferentes medios o plataformas existentes, se procede a evaluar las candidaturas que han llegado a las ofertas que se tienen publicadas. Para ello, se partirá de la base de los requisitos del puesto y de las necesidades de la empresa. El reclutamiento suele incluir, por una parte, candidaturas que activamente se han inscrito a la oferta de empleo a través de los diferentes portales, así como los candidatos que activamente buscan los responsables del proceso de selección en los diferentes portales (headhunting).  

Entrevista telefónica 

La entrevista telefónica es el primer contacto con la persona que entra en el proceso de selección. Consiste en una breve llamada telefónica, para contrastar algunos requisitos del puesto necesarios para determinar si continúa o no en el proceso.  

Entrevista Presencial/virtual 

Las personas candidatas que, a priori, encajan con los requisitos de la posición, son los que avanzan a una entrevista presencial. Aunque es cierto que hoy se ha incorporado, de manera generalizada, la videoconferencia. Se trata ya en este momento de conocer en profundidad los aspectos formativos, profesionales y competenciales de las personas candidatas al puesto. En esta fase pueden realizarse pruebas específicas, si así se requieren, por ejemplo, de idiomas. 

Elaboración de informes 

Es aconsejable realizar un informe de valoración por cada candidatura. Los informes suelen contener: datos biográficos, perfil formativo, trayectoria profesional, motivaciones, expectativas y valoración global. 

Seguimiento del proceso 

Una vez que se entregan los informes, se debe hacer un seguimiento de estos, hasta la elección final de la persona candidata. 

Cierre del proceso 

Una vez que se ha seleccionado a la persona tenemos que avisar el resto que han participado, bien a través de una llamada telefónica o bien a través de un mail. Y también despublicar el anuncio de los portales en los que estuviera colgado.  

¿Cómo gestionar un proceso de selección de manera eficiente? 

Es muy importante tener claro el puesto a cubrir, las necesidades de la empresa, lo que se espera del puesto, qué competencias debe tener la persona, franja salarial, etc. Tener el máximo de información te ayudará a trabajar de manera eficiente como especialista en selección.  

Además, definir procesos y hacer un registro y seguimiento preciso de la información también es clave para sumar eficiencia en un proceso de selección. Es decir, mantener todo el proceso bien actualizado anotando la información, registrando los contactos que tenemos con los candidatos, actualizando los datos etc. 

Por este motivo, la tecnología es crucial en un proceso de selección, porque todo el ciclo se gestiona a través de medios tecnológicos. Desde la publicación de la oferta hasta la recepción de candidaturas y la gestión interna del proceso. Aunque sí es cierto que el factor humano sigue siendo clave, para aportar cercanía, confianza, etc.  

Si bien es importante conocer qué formación y experiencia profesional tiene la persona candidata, es clave averiguar por qué una persona desea un cambio profesional y qué espera del mismo, para asegurar que sus expectativas y lo que la empresa espera de la persona seleccionada esté alineado.  

proceso de selección mujeres

Cuáles son los beneficios de delegar el proceso de selección? 

Desarrollar de manera interna un proceso de selección puede representar un alto coste en tiempo y dinero para el departamento de Recursos Humanos de la empresa, teniendo en cuenta que aproximadamente un proceso se puede alargar unas 3 semanas; siempre en función de la posición, la gente interesada y otros factores.  

Por este motivo, hay empresas que optan por la externalización del proceso mediante servicios de consultoría en selección. Algunas de las ventajas de las que pueden disfrutar las empresas que realicen procesos de selección apoyándose en partners especializados como Grupo Castilla son: 

  • Poder contar con especialistas en selección de personal, con experiencia en diferentes tipos de empresas, de distintos tamaños y sectores. 
  • Apoyarse en un equipo dedicado a realizar procesos de selección es una garantía de seguridad y excelencia. 
  • Tener acceso a miles de candidaturas, gracias a portales de empleo con licenciamiento premium que permiten hacer búsquedas masivas, por ejemplo, LinkedIn o InfoJobs.  
  • Externalizar el proceso da una visión objetiva del mismo. Por tanto, se gana en perspectiva. 
  • Ganar tiempo. Hacer un buen proceso de selección lleva tiempo: llamadas a personas candidatas, búsquedas, contactar a las personas para ofrecerles el puesto y ver si les interesa, entre otras tareas asociadas al proceso de selección.  

Si quieres saber más sobre cómo llevar a cabo un proceso de selección y sus secretos. No dudes en contactar con nosotros. Solicita más información y resolveremos todas tus dudas. 


Un artículo de:
María Fandos Catalinas
Consultora de RRHH en Thinking People, unidad de selección de Grupo Castilla

Comparte este artículo:


Últimas noticias

Grupo Castilla © · Todos los derechos reservados 2021