Todas las noticias

¿Por qué es importante incluir entrevistas semiestructuradas en tus procesos de selección? 

entrevista semiestructurada en la gestión del talento

Publicado el 27 julio, 2023 - Modificado el 18 marzo, 2024

¿Eres de los que se preparan a conciencia las entrevistas de selección? ¡No te pierdas este post!

Las entrevistas semiestructuradas son una herramienta fundamental en el proceso de selección de personal, ya que permiten obtener información valiosa sobre las personas candidatas y evaluar su idoneidad para un puesto de trabajo específico. En este artículo, te explicamos en detalle qué son las entrevistas semiestructuradas, por qué son importantes en un proceso de reclutamiento y te damos algunos consejos para preparar y realizar una entrevista semiestructurada de éxito.  

¿Qué es una entrevista semiestructurada?  

Una entrevista semiestructurada es una técnica de entrevista que combina elementos tanto de las entrevistas estructuradas como de las no estructuradas, ofreciendo a la persona entrevistadora cierta flexibilidad, al mismo tiempo que mantienen un alto grado de estandarización.   

La clave de las entrevistas semiestructuradas radica en la utilización de un conjunto base de preguntas que se realizan a todas las personas candidatas, y que permiten al entrevistador explorar temas adicionales y seguir líneas de pregunta específicas según las respuestas y la interacción con la persona candidata.  

¿Qué otros tipos de entrevistas hay?  

Antes de profundizar en las entrevistas semiestructuradas, es importante mencionar brevemente otros tipos de entrevistas de selección de personal. Estos incluyen:  

  • Entrevistas estructuradas: siguen un conjunto fijo de preguntas predefinidas que se hacen a todas las personas candidatas de manera idéntica. Su objetivo es recopilar información consistente y comparable para una evaluación objetiva.  
  • Entrevistas no estructuradas: son más flexibles y abiertas, sin un conjunto predefinido de preguntas. Permiten una conversación más libre y espontánea, lo que puede facilitar la obtención de información personal, pero también pueden ser menos consistentes y objetivas.  

¿Para qué sirven las entrevistas semiestructuradas?  

Las entrevistas semiestructuradas desempeñan un papel crucial en el proceso de selección de personal. Al combinar la estandarización de las preguntas base con la flexibilidad para explorar temas adicionales, estas entrevistas permiten al equipo de reclutamiento obtener una visión más completa de las personas candidatas y evaluar aspectos clave como sus habilidades, experiencia, valores y adecuación cultural.  

Además, las entrevistas semiestructuradas fomentan una interacción más cercana y personal con las personas entrevistadas, lo que ayuda a establecer una conexión más sólida y a evaluar soft skills como la comunicación, la adaptabilidad y la capacidad de resolución de problemas.  

Importancia de las entrevistas semiestructuradas en reclutamiento  

Dentro del procedimiento de reclutamiento, la entrevista semiestructurada es una herramienta fundamental para garantizar el éxito del proceso, ya que permite lograr objetivos imposibles con los otros tipos de entrevistas:  

  • Evaluación más profunda: Permiten una evaluación en profundidad de las personas candidatas, aportando información más allá de los datos y experiencias que se encuentran en los currículums.  
  • Estándares consistentes: Aunque permiten cierta flexibilidad, las entrevistas semiestructuradas garantizan que se hagan las preguntas fundamentales a todas las candidaturas, lo que proporciona un marco común para la comparación y toma de decisiones.  
  • Evaluación de habilidades blandas: Las entrevistas semiestructuradas permiten evaluar habilidades interpersonales, capacidad de trabajo en equipo y otras competencias blandas, que son tan importantes como las habilidades técnicas en muchos puestos de trabajo.  
  • Reducción de sesgos: Al contar con un marco estandarizado, se reduce la posibilidad de sesgos inconscientes durante el proceso de selección, ya que se evalúan a todas las personas candidatas con una estructura similar.  

En definitiva, la importancia de las entrevistas semiestructuradas viene dada por la flexibilidad que aportan al equipo de reclutamiento, que puede recoger datos tanto cualitativos como cuantitativos de las personas candidatas al puesto, e interpretarlos en consecuencia.  

Cómo preparar una entrevista mixta  

Ahora que ya te has convencido de la importancia que las entrevistas semiestructuradas tienen en los procesos de selección de personal, te explicamos cómo debes prepararte para sacar el máximo provecho de esta herramienta en la captación de talento para tu empresa:  

  • Definir los objetivos: siempre debe ser el primer paso; tómate un tiempo para analizar y determinar los objetivos específicos de la entrevista y qué aspectos necesitas evaluar en las personas candidatas.  
  • Diseñar las preguntas base: una vez que hayas establecido qué pretendes conseguir con la realización de la entrevista, diseña un conjunto de preguntas base, que serán las que se realizarán a todas las personas que participen en la entrevista. Estas preguntas deben ser claras, relevantes y relacionadas con los objetivos establecidos.  
  • Elaborar preguntas adicionales: aunque las preguntas adicionales no deben responder a un listado específico, sino que deben surgir más o menos libremente durante el desarrollo de la entrevista, no está de más que prepares una lista de posibles preguntas adicionales con las que explorar temas específicos o profundizar en áreas relevantes en función de las respuestas de los y las candidatas.  
  • Establecer un ambiente adecuado: este paso no es exclusivo de las entrevistas semiestructuradas, sino que resulta imprescindible a lo largo de todo el proceso de selección. Asegúrate de contar con un espacio tranquilo y sin interrupciones en el que poder entrevistar a las personas candidatas al puesto.  
  • Familiarízate con el currículum de los candidatos/as: antes de comenzar con las entrevistas, revisa detenidamente los currículums de las personas candidatas, para tener una comprensión completa de su experiencia y antecedentes.  
  • Practicar: siempre es buena idea realizar una simulación de la entrevista antes de la llegada de las personas candidatas para familiarizarte con las preguntas y asegurarte de que fluyan de manera natural.  

Consejos para que la entrevista semiestructurada sea un éxito  

La utilización correcta de la entrevista semiestructurada contribuye a que el proceso de selección sea más sencillo y eficaz, mejorando la comunicación entre el equipo de reclutamiento y las personas candidatas. Para asegurarte de que sea un éxito, toma nota de los siguientes consejos:  

  • Escucha activa: es fundamental que la persona que realiza la entrevista preste toda su atención a las respuestas de las personas entrevistadas, demostrando un interés genuino en lo que dicen. De esta forma, la parte “espontánea” de la entrevista surgirá mejor y el equipo de reclutamiento extraerá más información acerca de la experiencia y las competencias profesionales de las personas candidatas.  
  • Flexibilidad: igual que en el punto anterior, aprovechar al máximo esta calidad de la entrevista semiestructurada para adaptarte a las respuestas y explorar temas relevantes te garantiza conseguir la máxima información sobre las personas candidatas.  
  • Seguimiento: realiza preguntas de seguimiento para profundizar en las respuestas de las personas candidatas y obtener más detalles acerca de su experiencia, competencias y habilidades y soft skills.  
  • Ambiente cómodo: es responsabilidad de la persona que dirige la entrevista crear un ambiente relajado y amigable, en el que las personas candidatas se sientan cómodas y puedan expresarse libremente.  
  • Tomar notas: te recomendamos tomar apuntes durante la entrevista para registrar información relevante que puede ayudarte durante la evaluación posterior.  
  • Objetividad: aunque no se trate de una entrevista estructurada, que garantiza que se va a obtener la misma información de todas las personas para que la evaluación sea absolutamente objetiva, debes esforzarte por evaluar a todos los/as candidatos/as en función de los mismos criterios, evitando sesgos o preferencias personales.  

Partes de una entrevista semiestructurada  

Aunque las preguntas preestablecidas y la conversación “libre” convivan a lo largo del encuentro, normalmente todas las entrevistas semiestructuradas constan de ciertas secciones comunes:  

  • Preparación: antes de comenzar la entrevista, la persona que va a dirigirla suele realizar una preparación, en la que se revisan los antecedentes de la persona candidata y se establecen los objetivos del encuentro y las preguntas base que se van a formular.  
  • Apertura: la entrevista comienza con una auto-presentación por parte del equipo de reclutamiento, cuyo objetivo es crear un ambiente de confianza. En ella, se explican los objetivos de la entrevista y se establece la estructura general que esta seguirá.  
  • Desarrollo: avanza por la entrevista realizando las preguntas base y dando espacio para que la persona candidata responda y desarrolle sus ideas. Durante esta parte puedes y debes hacer preguntas adicionales para profundizar en temas específicos que resulten de interés.  
  • Cierre: concluye la entrevista agradeciendo al candidato por su tiempo, ofreciendo la oportunidad de hacer preguntas adicionales y explicando los siguientes pasos del proceso de selección.  

Ventajas y desventajas de las entrevistas semiestructuradas  

Como cualquier otra herramienta del proceso de selección, las entrevistas semiestructuradas conllevan ventajas e inconvenientes que es necesario conocer antes de optar por utilizarlas. Algunas de las ventajas más destacadas de las entrevistas semiestructuradas son:  

  • Flexibilidad: permiten al equipo de reclutamiento adaptarse a las respuestas de la persona candidata y explorar temas relevantes que, posiblemente, no hubieran surgido en el contexto de una entrevista más formal.  
  • Fomentan la comunicación entre las personas candidatas y el equipo de reclutamiento.  
  • Evaluación en profundidad: las entrevistas semiestructuradas proporcionan una visión más completa de las candidaturas, más allá de la información que aparece en el currículum.  
  • Reducción de sesgos: al no ser completamente libre, sino que tiene cierta estructura, se reduce la posibilidad de sesgos inconscientes durante la evaluación.  
  • Es posible personalizarla en función de cómo se va desarrollando, dirigiendo las preguntas a aquellos aspectos de la experiencia y las habilidades de la persona candidata.  
  • Por el mismo motivo, en el caso de que exista un imprevisto a lo largo de la misma, es posible solventarlo con naturalidad y sin que afecte al desarrollo de la entrevista.  
  • Permite conocer a la persona entrevistada tanto en su faceta profesional como en la personal, pudiendo analizar si es compatible con los valores de la organización.  

Sin embargo, su generalización también conlleva algunos Inconvenientes, entre los que destacan:  

  • Tiempo y esfuerzo: requieren una preparación exhaustiva y una inversión de tiempo significativa por parte del equipo que lidera el proceso de selección, por lo que no siempre son adecuadas.  
  • Subjetividad: es inevitable que, aunque se busque la estandarización, especialmente si la compañía utiliza currículum ciegos, aún existe cierto grado de subjetividad en la evaluación de la parte no formal de la entrevista.  
  • Es necesario que la persona que dirige la selección esté formada en la realización de entrevistas semiestructuradas para poder sacar el máximo provecho de esta.  
  • La propia flexibilidad de la entrevista puede constituir una ventaja, como ya hemos visto, pero también un inconveniente, ya que en función de cómo transcurra, puede dar ante la persona entrevistada la imagen de un proceso poco serio o fiable.  

¿En qué casos son recomendables las entrevistas semiestructuradas?  

Aunque se trata de una herramienta altamente recomendable en cualquier proceso de selección, por todas las cualidades que ya hemos mencionado anteriormente, el uso de entrevistas semiestructuradas es especialmente recomendable en ciertos casos:  

  • Evaluación de habilidades blandas o soft skills: este tipo de entrevista es especialmente útil en la evaluación de habilidades interpersonales, capacidad de trabajo en equipo y otros aspectos relacionados con la adaptabilidad y la comunicación.  
  • Puestos que requieren flexibilidad: en el caso de roles en los que la adaptabilidad y la capacidad de tomar decisiones son importantes, las entrevistas semiestructuradas permiten evaluar cómo los/as candidatos/as se enfrentan a situaciones cambiantes.  
  • Evaluación de cultura organizacional: por su flexibilidad, este tipo de entrevistas permite comprender si los valores y la persona candidata se alinean con los de la empresa.  

Ejemplo de entrevista semiestructurada  

Como ya hemos explicado a lo largo de todo el artículo, la persona que dirige la entrevista semiestructurada debe contar con un guion que contenga las preguntas base de la misma, esas que sí o sí se deben formular, así como algunas preguntas adicionales, que puede formular o no en función de cómo transcurra la entrevista. Además, hay un espacio para comentar temas o realizar preguntas que vienen al caso, incluso si no aparecen en el guion de la persona entrevistadora. Este es un ejemplo de cómo podría organizarse ese guion.  

  • Pregunta base: «Háblenos sobre su experiencia laboral previa en Recursos Humanos y cómo se relaciona con este puesto.»  
  • Pregunta adicional: «¿Puede describir un desafío específico que haya enfrentado en su rol anterior y cómo lo resolvió?»  
  • Pregunta base: «¿Cuáles son sus principales habilidades y fortalezas que considera relevantes para este puesto?»  
  • Pregunta adicional: «Hábleme de un momento en el que tuvo que liderar un cambio organizacional y cómo lo manejó.»  
  • Pregunta base: «¿Qué estrategias utilizaría para reclutar y retener talento en nuestra organización?»  
  • Pregunta adicional: «¿Cómo manejaría un conflicto entre dos miembros de su equipo?»  

Como bien sabes, la entrevista estructurada es solo una de las técnicas utilizadas en los procesos de selección. ¿Te gustaría saber más sobre la materia? ¡No te pierdas los artículos sobre gestión del talento de nuestro blog! 

Por otro lado, si debes poner en marcha un proceso de selección y necesitas ayuda, ¡contacta con nuestro personal experto! Ponemos a tu disposición todo nuestra expertise y tecnología para encontrar el talento que tu empresa necesita. 


Un artículo de:
Redacción
Equipo de Marketing de Grupo Castilla

Comparte este artículo:


Últimas noticias