Todas las noticias

Organigrama de empresa: qué es, tipos y cuál es su importancia

organigrama en la empresa

Publicado el 13 octubre, 2022

Contar con un organigrama de empresa es vital para la compañía. ¿Quieres conocer los distintos tipos de organigrama y cuál es el más idóneo para tu compañía? ¡Adelante con la lectura!

Seguramente conoces sobradamente qué es un organigrama y lo necesario que es para la gestión de personas en tu organización. Pero seguro que al diseñar un organigrama empresarial te han surgido dudas o has pensado que había una manera óptima de hacerlo. Si tu respuesta es sí, sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber sobre ello. 

¿Qué es un organigrama de empresa? 

El organigrama de una empresa es un esquema que te permite ordenar la información de las estructuras de la empresa de manera jerarquizada. Y este último adjetivo es la clave de todo el proceso, ya que para poder mostrar los distintos departamentos de la empresa es fundamental la jerarquización en niveles que representan el esqueleto que sujeta toda la compañía. 

¿Quieres conocer los secretos de un organigrama empresarial óptimo? ¡Te lo contamos! 

Partes del organigrama

Para saber cómo realizar un organigrama de manera adecuada, primero es indispensable conocer cuáles son las partes. A continuación, te mostramos los cinco elementos que expone Henry Mintzberg en su libro “Estructuración de las organizaciones”

  • Núcleo de operaciones: en este caso se trata del personal empleado encargado de las operaciones de ejecución. 
  • Ápice estratégico: esta área estratégica está íntimamente ligada a la toma de decisiones, por tanto, se trataría de personal que desempeña una función de responsabilidad en la empresa. 
  • La línea media: es personal de la empresa que desempeña una función de supervisión directa. Por tanto, se trataría de la capa directiva de la organización que hace llegar las decisiones y estrategias llevadas a cabo por el ápice estratégico hacia el núcleo de operaciones. 
  • Tecnoestructura: como su nombre indica, forman parte de esta capa del organigrama empresarial aquellos perfiles técnicos, orientados al análisis y mejora continua.  
  • Staff de apoyo: en este caso hasta puede ser un servicio externo. Es decir, es personal que ayuda a conseguir los objetivos empresariales, pero no es necesario que forme parte de la plantilla. Un ejemplo sería un outsourcing de nómina con un partner especializado en RRHH. 

¿Para qué sirve un organigrama? 

Un organigrama empresarial puede ayudar a la empresa a detectar duplicidades de roles y tareas y, en definitiva, mejorar la gestión de las personas en las organizaciones. Se debe tener en cuenta que una mala gestión del personal empleado puede convertirse en el catalizador de un mal ambiente laboral y que termine afectando a la productividad. Por tanto, si para ti el orden ya es importante, estarás de acuerdo conmigo, que si lo trasladamos al entorno laboral todavía cobra más importancia. 

Ventajas de crear un organigrama de empresa 

Llegados a este punto, quizá encontrarás redundante hablar de las ventajas porque estoy segura de que ya te parecen evidentes. Pero es importante subrayar algunas cuestiones que quizá no habías tenido en cuenta en un primer momento. 

  • Organización de los departamentos. Contar con un organigrama te va a permitir definir los departamentos de una manera eficaz. 
  • Relación jerárquica. Es indispensable que el personal empleado de cada departamento tenga claro a quién debe reportar. Es decir, cuál es la relación jerárquica entre la plantilla, mandos intermedios, responsables y directivos. 
  • División del trabajo. Permite organizar el trabajo y ser más eficiente en relación con la dimensión de los departamentos y tener muy clara la asignación de Recursos Humanos de acuerdo con las necesidades de la organización. 
  • Promoción de la comunicación interna. El organigrama permite tener claro cuáles deben ser las personas interlocutoras y cómo implementar canales de comunicación interna efectivos. 

¿Qué tipos de organigramas empresariales hay? 

A continuación, encontrarás algunos de los tipos de organigramas empresariales más habituales: 

Funcional y eficiente 

Este tipo de organigrama tiene una estructura vertical, definiendo la relación entre las distintas personas empleadas. En este caso, la organización del personal empleado de cada departamento es por las funciones que desempeñan en su área. 

Vertical y jerárquico 

Continuamos con este tipo ya que lo hemos citado en el anterior caso.  Se trata, sencillamente, de la organización de la información que está vinculada con la jerarquía entre personas empleadas. Por tanto, hablamos de jerarquía vertical en este caso. Si imaginamos una estructura de árbol, en la cúspide estaría dirección, descendiendo las personas responsables y a continuación el personal técnico. 

Horizontal y accesible

Cuando se trata de un tipo de organización empresarial horizontal se debe tener en cuenta que el propósito de este organigrama no solo atañe a la distribución de la información, va un paso más allá. Y es que las empresas con un organigrama horizontal intentan huir de las jerarquías y distribuyen la responsabilidad de una manera más accesible

Matricial y completo 

En este caso el organigrama empresarial es una combinación de lo expuesto con anterioridad: estructuras verticales y horizontales. En este tipo los puestos de trabajo y los departamentos se dividen según las funciones, y, por otro lado, se encuentran las divisiones de la organización.  

Cómo hacer un organigrama 

Una vez sabemos por qué es importante contar con un organigrama empresarial, las ventajas y tipos, podemos pasar a la siguiente etapa; el cómo. Debemos tener en cuenta que según el sector de nuestra organización podrá determinar nuestras necesidades o preferencias, pero, sí que es cierto que los siguientes pasos serán decisivos en todos los escenarios: 

  • Establecer una cadena de mando. Es decir, quiénes son los responsables y toman las decisiones y quién las ejecuta. 
  • Segmentar departamentos. Cada área dentro de la organización debe contar con un departamento con personal experto y con perfiles específicos para cumplir con su cometido. 
  • Ámbito de control. En este caso, se trata del ámbito que debe supervisar una persona responsable de área. Tanto desde el punto de vista de la información como de las personas empleadas que debe gestionar. Es vital que el organigrama refleje este aspecto. 

¿Por qué es importante mantener el organigrama actualizado? 

Una empresa es un ser vivo que cambia y evoluciona para adaptarse a las necesidades del mercado en un mundo que se transforma a alta velocidad. Por este motivo, el organigrama que es la columna vertebral de la organización y gestión de personas es vital que esté actualizado a los últimos cambios. 

Desde Grupo Castilla somos expertos en la gestión de personas, con software y servicios especializados en RRHH con más de 40 años de experiencia. Sabemos que la organización empresarial es la base de una gestión de los Recursos Humanos óptima, por este motivo queremos ayudarte en este cometido. ¿Quieres llevar la gestión de personas de tu organización a otro nivel? ¡Contacta hoy con nuestro equipo especializado


Un artículo de:
Olga Tomàs Gonzalvo
Técnica de Marketing Digital

Comparte este artículo:


Últimas noticias

Grupo Castilla © · Todos los derechos reservados 2022