Todas las noticias

¿Cómo preparar un elevator pitch de éxito para una entrevista de trabajo? 

Descubre cómo hacer un elevator pitch

Publicado el 22 agosto, 2023 - Modificado el 24 noviembre, 2023

¿Te gustaría conocer las claves de cómo preparar un discurso que impacte en tu interlocutor y que de manera breve resuma todo lo que querías decir? ¡Este es tu post!

En el mundo de la selección de personal, a veces, es complicado detectar o encontrar el talento que necesitas. Por este motivo, conocer el potencial del elevator pitch puede ser de gran ayuda como reclutador o como candidato a una entrevista de trabajo. A continuación, te explicamos todo lo que debes saber sobre ello. 

¿Qué es un elevator pitch?

Un elevator pitch es un discurso o presentación ágil que tiene como objetivo ser impactante, pero, que, además, debe ofrecer un resumen eficiente y compacto de lo que se quiere expresar. En poco tiempo, la persona candidata tiene que ser capaz de transmitir cuál es su perfil profesional y qué valor puede aportar a la compañía.  

Por este motivo, una de las características principales del elevator pitch es que debe ser claro, conciso y breve.

¿Para qué se usan los elevator pitch

El objetivo es lograr la síntesis del mensaje y que este llame la atención del receptor en pocos segundos, obteniendo como resultado una entrevista o una reunión con esa persona.  De hecho, los elevator pitch son importantes porque es una manera eficaz de demostrar las aptitudes, fortalezas y habilidades profesionales de la persona. 

Como consecuencia, no son solo frecuentes en los procesos de selección, si no que se utilizan en eventos o presentaciones empresariales. Y es lógico, ya que ¿quién no quiere captar la atención de su público? A continuación, te explicamos cuál debe ser la estructura ideal para construir un discurso que deje a tu interlocutor sin palabras. 

Estructura ideal

Para aprovechar bien el tiempo de presentación, te será muy útil tener un guion de todo lo que debe incluir el discurso.  

  1. ¿Quién eres? Nombre y apellido.
  2. ¿Qué has estudiado o en que te has formado? ¿A qué te dedicas? Es decir, cuál es tu profesión o a lo que te has dedicado en tu último empleo. No hace falta que cuentes los detalles, pero sí es importante que describas cómo te defines a nivel profesional.
  3. ¿Qué puedes aportar a la empresa que te diferencia de la competencia? Este punto es importante para que la empresa tenga en cuenta tu valor diferencial.  

Una vez tienes la estructura es importante seguir los siguientes consejos. Como decía Coco Chanel: “menos es más”. Y es que en este caso hablamos de complementos, pero no de moda. Es importante escoger las palabras exactas que consigan transmitir el alma de tu discurso. Demasiadas veces utilizamos un lenguaje repleto de complementos vacíos que lo único que hacen es que nuestro interlocutor pierda el foco, se disperse. Por tanto, la síntesis va a ser tu gran aliada.

Consejos para crear un pitch laboral de éxito 

Evidentemente, uno de los principales consejos es la preparación. Saber qué quieres decir y cómo quieres decirlo. No puede ser fruto de la improvisación. Aunque siempre puedes guardarte un as en la manga en forma de comentario espontáneo, debido al poco tiempo del que vas a disponer es importante preparar el discurso con anterioridad.

En esta búsqueda de las palabras exactas, céntrate en lo importante y utiliza un lenguaje positivo y natural. Aunque lo hayas preparado debe impactar en tu interlocutor con la fuerza y frescura de un discurso natural. Así pues, debes ser creativo, pero manteniendo una presentación clara y concisa a la vez. ¿Aceptas el reto? 

En qué situaciones puedes necesitar un discurso de ascensor 

Algunas situaciones en las que puedes usar el elevator pitch son en redes profesionales para buscar un nuevo trabajo o para conocer nuevos contactos o, quién sabe, inversores. Por tanto, dentro de un marco profesional sabrás que el tiempo es oro y que debes conocer los puntos de dolor, pain, que van no solo a suscitar interés, van a dar respuesta a sus necesidades. Por este motivo, es tan importante conocer qué se espera de ti como persona candidata o como empresa.

¿Cuáles son los puntos innegociables que debes cumplir para ser contemplado como persona candidata para un puesto de trabajo determinado? O ¿qué debe ofrecer tu empresa, diferente de la competencia para que un inversor deposite la confianza y los recursos en tu organización? 

Buenas prácticas para garantizar el éxito de un elevator pitch 

Llegados a este punto y conociendo algunas de las claves indispensables para conseguir un elevator pitch que cumpla con su cometido; es importante que tengas en cuenta algunas buenas prácticas:   

  • Igual como hacías en tu época de exámenes en la escuela, es importante repasar el contenido. Y es que un consejo es que escribas el discurso para poder visualizar la estructura. Además, te ayudará a compactar las ideas.
  • Por otro lado, recuerda adaptar el discurso a tu público en cada ocasión. Es vital definir el tono en función a quién te diriges. Una regla de oro de la comunicación que, aunque es un clásico, nunca pasa de moda.
  • Es importante que tu discurso transmita confianza, por tanto, es muy recomendable que lo leas en voz alta o que te grabes para ver si realmente funciona.
  • Y, finalmente, a parte del cuerpo del elevator pitch, menciona siempre cómo pueden contactar contigo. Recuerda que, precisamente, este es el objetivo final: generar interés en tu interlocutor y conseguir pasar de fase en el proceso de selección o presentar tu empresa como un proyecto atractivo.  

¿Qué deberías evitar en tu elevator pitch

Una de las situaciones que infunden más temor cuando se debe hablar en público es quedarse en blanco. Es decir, tener un momento de lapsus donde se te olvide por completo todo aquello que habías preparado minuciosamente. Y, precisamente, aquí es donde reside el quid de la cuestión. Es importante preparase el discurso, pero siempre dejar espacio para la naturalidad y la improvisación. Contempla la posibilidad de que puedas equivocarte y no decir literalmente lo que habías preparado. Por tanto, construye tu discurso estableciendo ideas claves que puedas desarrollar con facilidad. 

Igual de importante es qué dices como lo que no dices. Tu lenguaje no verbal cuenta mucho de ti a las otras personas que te perciben por lo que proyectas. Así pues, debes confiar en tu expresividad e incorporarla en tu discurso de forma natural. 

No hace falta que te diga que tienes un tiempo limitado en este formato de discurso. El cronómetro puede ser tu compañero fiel en esta empresa. Controlar el tiempo es vital.

Finalmente, como he comentado anteriormente, es importante ofrecer los datos de contacto al acabar. Es recomendable dejar el correo electrónico o número de teléfono por si nos quieren contactar.  

Elevator pitch en una entrevista de trabajo

Preguntas frecuentes   

Este tipo de discursos suele suscitar algunas preguntas frecuentes relacionadas con el cómo y cuándo. A continuación, encontrarás la respuesta. 

¿Cuándo debes usar un elevator pitch

Principalmente, cuando creas que puede surgir una oportunidad en cualquier momento de tu vida. Cualquier persona con la que nos relacionemos puede ser clave para conseguir una gran oportunidad a nivel laboral. Por tanto, aunque se suele utilizar en un contexto profesional, contar con un discurso que te ayude a reforzar tu marca personal o la de tu empresa siempre te puede ser útil. 

¿Cuánto dura un pitch

Una de las dudas más populares es la duración del elevator pitch. No hay una regla de cuánto tiempo debe durar, ya que depende de quién te escuche y el objetivo que quieras lograr. Una buena opción es seleccionar los puntos fuertes y hacerlo lo más breve posible.  

Las personas tenemos una capacidad de atención de 8 segundos de media. Si esto lo llevamos a un discurso de presentación, es recomendable que lo mantengas dentro de los 30 segundos, aunque puede variar según los presentes.  

Ejemplos de elevator pitch en una entrevista de trabajo 

En este último punto, te ofrezco un modelo como ejemplo de elevator pitch, pero recuerda resaltar tus aptitudes y adaptar el discurso según las circunstancias particulares de cada caso. 

Ejemplo: 

Hola, soy nombre y apellidos y acabo de finalizar mis estudios en nombre de los estudios y del centro. Estoy muy interesada en trabajar en el departamento de, según el puesto de trabajo, de una empresa como la vuestra. 

Actualmente, estoy terminando las prácticas en última empresa, donde he colaborado y participado en diferentes proyectos poniendo en práctica mis conocimientos sobre, aquí puedes nombrar algunos de los conocimientos en los que eres especialista. Pienso que su empresa puede suponer una gran oportunidad para desarrollar mi carrera profesional. 

Me considero una persona con iniciativa, empática, apasionada y comprometida con mi trabajo.  

Quedaría agradecida si me facilitara un correo electrónico para enviarles mi currículum.  

Espero que estos consejos sobre el elevator pitch te hayan sido de utilidad. Por otro lado, si estás interesado en la selección de personal y la gestión de personas en general no puedes perderte la actualidad de nuestro blog. ¡Suscríbete! Y mantente a la última de las tendencias en el sector. 


Un artículo de:
Maria Gari Font
Especialista de selección en Talent Services de Grupo Castilla

Comparte este artículo:


Últimas noticias en "Gestión del talento"

Grupo Castilla © · Todos los derechos reservados 2023