Generación Z: ¿Está tu empresa preparada para el reto?

generacion-z

¿Cómo hacer frente a la llamada generación Z? Se trata de una preocupación cada vez más frecuente entre los profesionales de RRHH en muchas organizaciones. ¿Cómo contemplar a esta generación en las políticas de recursos humanos? ¿Cómo atraerlos y motivarlos? ¿Qué debemos saber sobre ellos? En otras ocasiones ya hemos reflexionado sobre cómo trabajar con millennials y atraer su talento a las empresas, pero… ¿qué sabemos de sus predecesores?

La generación Z, nacida entre el 1994 y el 2010, está terminando sus estudios y adentrándose en el mundo laboral. Ahora bien… ¿en qué se diferencia de la generación millennial? Con la generación Z damos el último cambio generacional hasta la fecha y nos situamos ante la primera 100% nativa digital. A diferencia de los millennials que vivieron, progresivamente, la llegada de la tecnología, esta generación ha nacido en el sí de la era digital. Precisamente, destaca por sus inminentes habilidades tecnológicas, pues están acostumbrados a manejar hasta 5 dispositivos a la vez. Los ‘postmillennials’ (como también se les conoce) no conciben la vida sin redes sociales, tecnología e internet. Necesitan estar hiperconectados, lo que convierte en todo un reto para las empresas el adaptarse a la llegada de estos nuevos profesionales.

Por otro lado, el contexto político, económico y social en el que han crecido, hace que estén habituados a vivir en un entorno de inestabilidad. Toda esta realidad les ha obligado a madurar, desconfiar y a desarrollar un alto grado de autonomía. La misma que los convierte en unos trabajadores bastante individualistas. Por este motivo, resulta fundamental poner en práctica dinámicas de grupo que fomenten la cooperación entre los miembros del equipo. Teniendo muy presente a esta nueva generación nace el team building. Basado en la realización de experiencias y actividades que fortalezcan el sentimiento de equipo y pertenencia a una empresa.

Beneficios del team building para empresas

¿Qué pretende el team building para empresas? Este tipo de actividades permite crear experiencias que relacionen ocio y ámbito laboral. Además, a pesar de ser lúdicas, pueden aportar un aprendizaje relacionado con el trabajo. Eso sí, en un entorno más relajado y destenso, creando vínculos entre compañeros y fomentando la motivación de los empleados. A grandes rasgos, el team building para empresas proporciona los siguientes beneficios:

Motivación de los empleados: consigue motivar a los equipos de trabajo, pues demuestra un compromiso por parte de la organización hacia la satisfacción de sus empleados.
• Fomenta el trabajo en equipo: gracias a la interacción entre los grupos de trabajo incrementa la cooperación entre compañeros.
• Propicia la comunicación:  el hecho de realizar actividades con miembros de diferentes áreas de la empresa, facilita que la comunicación fluya.
• Ideas creativas y de calidad: poner en un mismo espacio conocimiento y entretenimiento da lugar a la creación de ideas muy interesantes para las empresas.
• Relaciones interpersonales: mejora la relación con los compañeros y managers, aumentando la confianza y comprensión entre ellos.
• Reduce el estrés: romper con la monotonía del estresante día a día laboral incrementa el nivel de bienestar en los empleados. 
• Corrige situaciones: permite la interlocución entre empleados y líderes, dando visibilidad a situaciones de conflicto y posibilitando su resolución.

                            

 

Team coaching, un paso más en RRHH

Para aquellas organizaciones más avanzadas en políticas de RRHH, es interesante hablar también de team coaching. Si el team building consiste en la realización de actividades puntuales, el team coaching se basa en un trabajo de liderazgo. “Es un proceso de acompañamiento de un profesional a un equipo de trabajo para que este último logre alcanzar unas metas determinadas, así como mejorar su rendimiento y su satisfacción, para que el resultado del conjunto supere el potencial de la suma de sus partes”, según afirma la Escuela de Coaching Crearte.

Con esta técnica se potencia la motivación para crear espacios psicológicamente seguros, fortaleciendo a cada miembro del equipo. De este modo, se fomenta una cultura y funcionamiento de equipos de alto rendimiento con relaciones sanas y preparados para superar retos y transiciones.

             

Mònica Figuerola, Gerente de Cuentas zona Este en Grupo Castilla.