¿Cómo puedo aprovechar el Big Data en Recursos Humanos?

big data_rrhh

Dentro de cuatro años, en 2020, el volumen de datos que habrá en el mundo alcanzará los 40 Zettabytes, o lo que es lo mismo: los 40 millones de Gigabytes. Son las previsiones que hacen los expertos en este campo y que han sido recogidas por varios estudios, entre ellos uno publicado por IDC Digital Universe, en el que se pone de manifiesto que, para esas fechas, cada habitante del planeta Tierra habrá generado un total de 5.247 Gb de datos. Esta información, extremadamente valiosa para las empresas que quieren conocer mejor a sus clientes, necesita ser analizada, procesada e interpretada. Y ahí es donde entra en juego el Big Data, que desde hace unos años se ha convertido en una necesidad vital para aquellas organizaciones que desean ser sostenibles a largo plazo. De hecho, IDC asegura que en 2019 las empresas habrán invertido más de 48.600 millones de dólares en Big Data. Y todo parece indicar que la cifra estimada podría quedarse corta.

Si nos centramos en el caso español, los números no son tan elevados como en otras partes del mundo, pero el interés por el Big Data no para de crecer. Según los datos publicados recientemente por Synergic Partners, el mercado de Big Data crece un 30% cada año en nuestro país, siete veces más que la inversión en tecnologías de la información tradicionales. Pero, ¿se utiliza para tomar decisiones en todas las áreas corporativas? Hasta ahora, la tendencia de las empresas era utilizar esta tecnología para tomar decisiones estratégicas en departamentos como el de Marketing, Ventas o Financiero. Pero, recientemente, los directivos de Recursos Humanos se han dado cuenta de que también necesitan soluciones Big Data para analizar toda la información de la que disponen y actuar en función de interpretaciones objetivas. Concretamente, según un informe de la consultora PricewaterhouseCoopers, uno de cada tres directores de RRHH tiene dificultades para evaluar qué datos son realmente útiles, por lo que está claro que necesitan ayuda tecnológica. Pero, ¿por dónde hay que empezar?

Cómo implantar el Big Data en el departamento de RRHH

Muchas empresas son conscientes del potencial que tiene esta tecnología a la hora de gestionar su capital humano, pero como en España todavía no es una práctica generalizada, a veces desde Recursos Humanos no saben cómo iniciar un proyecto de este tipo. Oracle da una serie de recomendaciones que, aunque son genéricas, pueden ser un buen punto de partida para todos:

1. Identifica los datos

Como profesional de RRHH, lo primero que debes hacer es estudiar las peculiaridades de tu empresa y analizar qué datos necesitas realmente para tener éxito en tus estrategias de Recursos Humanos. Tómate el tiempo que necesitas para identificar esas islas de datos que complican tu existencia porque, aunque parezca algo obvio, este paso es fundamental para sacarle el máximo partido al Big Data en el futuro.

2. Crea una interfaz sencilla y práctica

Una vez identificados los datos, la siguiente pregunta que tienes que hacerte es: ¿cómo voy a recopilar esos datos que necesito? Olvídate de copiar y pegar porque, a la larga, puede traerte grandes quebraderos de cabeza. Debes recoger esos datos de forma automática y procesarlos en una interfaz amigable para todos los miembros del equipo.

3. Simplicidad y eficiencia

Ahora que ya sabes qué datos necesitas y cómo vas a almacenarlos para que sean accesibles para todos, debes reflexionar sobre qué análisis debes aplicar sobre ellos. En este punto, tampoco te compliques: no te olvides de los principios de simplicidad y eficiencia porque, a largo plazo, serán tus grandes aliados. Piensa que el Big Data, bien implantado, mejorará las estrategias de RRHH, pero si el análisis se torna muy complicado puede que esta tecnología se convierta en un problema y pase factura a la empresa.

4. Listos para empezar

Ahora que los datos están bien organizados para su interpretación y uso, llega el momento de analizar si nos aportan todo lo que deberían. Para saber si, poco a poco, van cumpliendo con su labor, puedes intentar responder a preguntas como estas:

  • ¿Y si pudiera tener una forma más precisa de predecir y planificar el desempeño organizacional?
  • ¿Y si pudiera minimizar el costo, el tiempo y el riesgo de asumir nuevas iniciativas de recursos humanos?
  • ¿Y si con un único programa pudiera comprender, desarrollar y mantener una fuerza de trabajo productiva?
  • ¿Y si pudiera decirle al CEO exactamente lo que la fuerza de trabajo está contribuyendo a la empresa mediante la cuantificación del ROI?
  • ¿Y si pudiera obtener una visión multifuncional de múltiples fuentes de datos, todo en un cuadro de mandos? 

Por último, recuerda que todo procedimiento implantado requiere un seguimiento. Cuanta más atención prestes a los resultados, más rápidamente podrás ir solventando los problemas que vayan surgiendo y antes podrás sacar el máximo partido al Big Data en la gestión de RRHH.