¿Qué es lo que más valoran los empleados en función de su edad?

millenial_generacion_x_rrhh

¿Te acuerdas de la infografía que publicamos hace unos meses en Facebook y que desarrollábamos en este post? En él, analizábamos a fondo las habilidades y competencias más destacadas de los Baby Boomers, la Generación X y los Millennials para ayudarte a sacar lo mejor de todos tus trabajadores, en ese caso teniendo en cuenta las peculiaridades propias de su rango de edad. Y es que, como vimos, conocer las diferencias de tus empleados te puede ayudar –y mucho– a gestionar y complementar sus talentos.   

Hoy seguimos pensando que la buena convivencia generacional es fundamental para el desarrollo de una compañía, por lo que te proponemos acercarte un poquito mejor a las tres generaciones que, hoy por hoy, conviven contigo. ¿Cómo? Analizando los deseos y las necesidades profesionales de estos tres colectivos, una información extremadamente útil a la hora de desarrollar políticas de engagement, capaces de aumentar el grado de compromiso y satisfacción con la compañía.

Lo primero que tienes que saber es que, en términos generales, los trabajadores españoles reconocen que los cinco factores que más valoran a la hora de elegir trabajar en una organización u otra son: el salario (63%), la seguridad laboral a largo plazo (56%), un ambiente agradable (49%), las perspectivas de futuro (47%) y la conciliación entre la vida privada y el trabajo (45%). Así lo demuestran los resultados de la última edición del estudio “Employer Branding 2016: Cuando la percepción puede convertirse en realidad”, elaborado por Randstad. Como profesional de Recursos Humanos coincidirás con nosotros en que, hasta aquí, ninguna sorpresa, ¿verdad? Todos los factores resultan bastante predecibles y, de hecho, seguramente sean los que marquen tus estrategias de Employer Branding.

Perfiles distintos, necesidades distintas

Lo que quizá te llame más la atención sea comprobar cómo cambian las necesidades en función de los perfiles demográficos de los empleados. En el caso de la edad, como ya te avanzábamos antes, las diferencias son más que evidentes: según el informe de Randstad, los trabajadores más jóvenes, los correspondientes a la generación de los Millennials, valoran especialmente la buena formación, la concienciación de la empresa con las necesidades del medio ambiente, la gestión de la diversidad, las oportunidades de crecer internacionalmente y la innovación. Los de la Generación X, de entre 25 y 44 años, se centran más en las perspectivas de futuro y las políticas de conciliación. Y, por último, los Baby Boomers (mayores de 45 años) buscan una empresa que les garantice un buen salario, salud financiera y estabilidad laboral.

Pero los años que llevamos a las espaldas y los que nos quedan para la jubilación no son los únicos factores a tener en cuenta cuando analizamos las necesidades de nuestros trabajadores. El género, por ejemplo, también influye. De hecho, el estudio demuestra que las mujeres dan mayor importancia al ambiente que haya en la oficina, la conciliación familiar y profesional, la flexibilidad y la gestión de la diversidad, mientras que los hombres buscan más oportunidades de hacer carrera a nivel internacional, valoran la oferta formativa, exigen estabilidad económica y sueñan con proyectos relacionados con la innovación.

Por último, el nivel formativo de los empleados también determina sus anhelos profesionales: los universitarios son trabajadores más orientados hacia el contenido del puesto de trabajo, la conciliación y la sólida gestión empresarial; mientras que los empleados menos formados buscan más seguridad laboral, una buena formación y la adecuada gestión de la diversidad.

Como ves, hay muchos factores que hacen que tus empleados necesiten de ti una cosa u otra. Entonces, ¿por qué ofrecerles a todos lo mismo? La igualdad mal entendida puede causar desigualdad y hasta crear rivalidades. Por eso, desde el Grupo Castilla te recomendamos que aproveches la información que te brinda este informe y sigas sus recomendaciones para mejorar tu imagen como empleador dentro y fuera de tu empresa.

  • 1. Mide lo que estás ofreciendo actualmente a tus empleados y compáralo con lo que tus empleados desean.
  • 2. Elabora una propuesta de valor para el empleado que tenga en cuenta sus necesidades reales.
  • 3. Habla con tus empleados para comunicarle la propuesta y escucha lo que tiene que decir de ella.
  • 4. Planifica tus actuaciones a largo plazo y anticípate a las necesidades de tus trabajadores con planes de, aproximadamente, tres años de duración.