Cuadros de mando: ¿Por qué son importantes para tu empresa?

cuadro_de_mando_rrhh

A veces los términos nos juegan una mala pasada, que podemos acabar desechando un sistema de gestión tan interesante como los cuadros de mando, por no tener claros algunos conceptos. Desde Grupo Castilla no queremos que por algo así, puedas poner en riesgo el rendimiento de tus trabajadores y, por ende, de la empresa a la que perteneces.

Por ello en este post hemos recopilado toda la información práctica que necesitas tener a tu alcance para dar el paso y, por fin, lanzarte a contratar una herramienta de este tipo con la que podrás tomar decisiones objetivas de forma más ágil y sencilla. ¡No te arrepentirás! Pero bueno, ¿qué te parece si empezamos por el principio?

Todo lo que debes saber sobre estos sistemas de gestión

¿Qué son los cuadros de mando?

Los cuadros de mando, conocidos también como Business Intelligence, son unos sistemas de gestión integral dirigidos a los profesionales de Recursos Humanos. Un cuadro de mando integral se encarga de analizar exhaustivamente una serie de indicadores referentes a los empleados y su relación con la empresa, siendo capaces de elaborar numerosos informes de diversa índole y muy detallados, que ayudarán al departamento de RRHH a conocer a fondo a su plantilla, así como a tomar decisiones de forma ágil e intuitiva.

Para que te hagas una idea, con los cuadros de mando integrales podrás ir más allá de la gestión administrativa de tus trabajadores, centrándote en demostrar el valor estratégico que tu área de RRHH puede aportar al negocio de tu compañía. Interesante, ¿verdad?

Si quieres profundizar sobre estos cuadros de mando y protección, te recomendamos que eches un vistazo a los dos posts que publicamos ya en este blog, ya que no es la primera vez (ni seguramente la última) que hablamos sobre estas herramientas. En el primer artículo analizábamos el valor que aportan estas plataformas a la gestión en RRHH, mientras que en el segundo te dábamos unos consejos para implantar con éxito un cuadro de mando en tu departamento, una vez aprobado por la dirección general.

¿Para qué sirven?

 

Como ya te adelantábamos un poco más arriba, la clave de estos sistemas business intelligence reside en la cantidad y la fiabilidad de la información que te brindan. Hay que tener en cuenta que la misma es real y está basada en datos objetivos, por lo que las decisiones que tomes al frente del departamento de RRHH ya nunca volverán a estar sustentadas en opiniones, intuiciones o suposiciones.

Entre otras cosas, gracias a esa nueva información obtenida podrás:

  • Medir los niveles de absentismo y conocer sus causas
  • Analizar el estado de la administración de personal
  • Tomar decisiones inteligentes, basadas en datos reales
  • Evaluar el rendimiento de los trabajadores, departamentos, etc.
  • Introducir la gestión por objetivos
  • Conocer y analizar los costes derivados del personal

¿Qué indicadores pueden medir?

En realidad, las propuestas que ofrecen los sistemas de cuadro de mando pueden ser infinitas. Por eso, lo ideal es que tú, como responsable del departamento de RRHH, decidas qué indicadores quieres medir en este tipo de herramientas.

Esta decisión es fundamental para sacar el máximo partido a la herramienta, así que olvídate de elegir los indicadores al azar. Tienes que dedicar el tiempo necesario para establecer lo que necesitas saber para así poder tomar decisiones de manera objetiva y responsable sobre tu plantilla. Y, para eso, es fundamental identificar previamente los objetivos estratégicos de la empresa.

Una vez que tengas claro eso, podrás elegir entre una gran variedad de indicadores o KPI. A continuación te mostramos tres de las categorías más comunes:

  • Indicadores monetarios: coste salarial de la plantilla, coste de los despidos, coste de las nuevas contrataciones, coste de accidentes, coste de rotación, etc.
  • Indicadores de absentismo: coste del absentismo, días de baja que se computan al año, causas de las bajas, índice de absentismo laboral por género, edad, departamento, etc.
  • Indicadores relacionados con la gestión: índice de productividad, nivel de satisfacción del empleado, compromiso por parte de los trabajadores, rendimiento de los nuevos empleados, porcentaje de éxito en la contratación externa, etc.

Seguro que con toda esta información sobre los cuadros de mando, la mayoría de tus dudas han desaparecido y ya tienes claro que una plataforma de este tipo te facilitaría mucho el día a día como responsable de RRHH. No obstante, si todavía tienes alguna pregunta sin responder, ¿por qué no nos la dejas en comentarios? ¡Te la contestaremos encantados!

  Quiero implantar un cuadro de mando