5 consejos para implantar un Cuadro de Mando RRHH

5 consejos para implantar un Cuadro de Mando RRHH

cuadros de mando RRHH

¡Por fin lo has conseguido!  El área de Recursos Humanos tienen la aprobación por parte de la dirección de la empresa para poner en marcha un cuadro de mando que ayude, mediante una serie de indicadores, a medir la consecución de los objetivos planteados por el departamento, elaborando informes de diversa índole con todo tipo de detalles.

Ahora bien, antes de ponerte manos a la obra, conviene tener claro cuáles son los pasos que has de seguir a partir de ese momento. Por eso, hemos identificado cinco fases que debes tener en cuenta para que el proceso de implementación sea todo un éxito:

• Fase I.Define la estrategia

Partiendo de la estrategia de la compañía, que conoces a la perfección, has de elaborar tu propia propuesta estratégica del departamento alineada con la general, pero, eso sí, enfocada al desarrollo de las personas que van a hacer posible la consecución de esa estrategia global.

• Fase II.Haz un mapa de objetivos del área

Ahora es el momento de identificar los objetivos que harán posible cumplir la estrategia del departamento que hayas establecido en el paso anterior. Para ello tienes que dibujar un mapa en el que se establezcan esos objetivos desde cuatro puntos de vista:

  • Clientes. Desglosa los objetivos estratégicos bajo la perspectiva de quienes van a recibir los servicios del área de RRHH, expresado en tiempo de respuesta, calidad del servicio y coste.
  • Procesos internos. Teniendo en cuenta lo establecido en el paso anterior, define ahora los procesos de recursos humanos que se han de llevar a cabo para conseguirlo.
  • Aprendizaje y conocimiento. A continuación establece los objetivos que permitan a la compañía generar las habilidades necesarias para innovar, mejorar y aprender la forma de aportar valor al negocio en el futuro.
  • Financiero. En función de los resultados de los tres puntos anteriores, fija el impacto económico que esto tendrá en el área.

• Fase III. Establece los indicadores

Los indicadores son los encargados de medir el grado de cumplimiento de los objetivos. Para ello tendrás que detectar las variables críticas necesarias para cada función del departamento. Será básico, por tanto, que determines cuáles son las más importantes para que se pueda llevar a cabo un correcto control y un adecuado proceso de toma de decisiones.

• Fase IV. Fija las iniciativas

En esta etapa has de definir distintos proyectos diseñados especialmente para ayudar a conseguir los objetivos estratégicos; es decir, tienes que pasar de la teoría a la práctica de forma que se verifique la viabilidad de las metas fijadas.

• Fase V. Configura el cuadro de mando

Una vez elaborados los objetivos e indicadores y definida su alineación con la estrategia de recursos humanos y la empresa, el siguiente paso es representar de forma visual el avance. En otras palabras, hacer el cuadro de mando integral, el cual ha de albergar siempre la información mínima, necesaria y suficiente para poder extraer conclusiones y tomar las decisiones más acertadas. Además, te servirá como indicador del impacto que los proyectos o programas de recursos humanos están teniendo en la organización, potenciando el valor del propio departamento.